dilluns, 28 de gener de 2013

Kafka y la muñeca viajera




Un any abans de la seva mort, l'escriptor Frank Kafka passejava per un parc de Berlin quan va trobar una nena plorant a un dels seus bancs. La raó de la tristesa de la nena era que havia perdut la seva nina.

Kafka, per curar la tristor de la nena, va convertir-se en “carter de nines”. Va explicar-li a la nena que no havia perdut la nina, sinó que la pròpia nina havia marxat pel seu propi peu, perquè s'havia fet gran, i necessitava emancipar-se. I el dia següent, van quedar al mateix parc, i Kafka va portar-li la primera de les diverses cartes que li portaria a la nena els posteriors dies:

<<Querida Elsi, ante todo, perdona que me marchase de tu lado de forma tan rápida, sin despedirme de ti. Lo lamento de veras y espero que no te enfadaras. A veces hacemos cosas sin darnos cuenta, o reaccionamos inesperadamente ante lo que nos dice nuestro instinto, y causamos un dolor a los demás que no deseamos. Te pasa a ti con mamá ¿verdad? Lo que sucede es que las despedidas son tristes, y no quería que lloraras, ni que trataras de convencerme de que me quedara contigo un poco más. A lo peor no me habrías dejado marcharme, y tenía hacerlo. Espero que lo comprendas. Te quiero tanto Elsi, tanto que no habría soportado verte llorar o que me vieras llorar a mí – miro la niña de reojo. Escucha atentamente con los ojos fijos en el suelo, así que continuó: Ahora sé que estarás más tranquila, y sabiendo que yo estoy bien, te alegrarás por los dos>>.
Hizo una pausa un poco más larga.
- ¿Ya está? - le mostró su cara de incredulidad Elsi.
- Oh, no, perdona – se excusó- . Es mucho mas extensa, desde luego.
- Siga - Le pidió .
-<< Elsi, has de saber que vivir representa ir siempre hacia delante, aprovechar cada momento, cada oportunidad y cada necesidad. Tú también lo harás dentro de unos años. Las personas y las muñecas estamos hechas de sentimientos y emociones que hay que ir gastando poco a poco. Son nuestra energía vital. Después de estos años a tu lado, soy la muñeca más feliz del mundo por que mi energía rebosa. Quiero que estés contenta y mucho, por que todo lo que soy te lo debo a ti. Tú me has cuidado, me has enseñado, me has querido y me has hecho sentir una buena muñeca. Ahora que he estado preparada para iniciar mi nueva vida, la partida ha sido triste pero hermosa porque gracias a ti soy libre para hacerlo>>


L'obra, escrita per Jordi Sierra i Fabra i  publicada per l'editorial Siruela dins la col·lecció “Las tres Edades”, està recomanada a partir d'11 anys... (i pot gaudir-se perfectament fins als 99!), i està basada en un episodi real a la vida de Frank Kafka. Va ser guardonada amb el Premio Nacional de Literatura Infantil i fins i tot ha estat adaptada com a obra teatral.